Gomitas de colores: una moda que tiene sus ventajas

Realizar actividades manuales resulta positivo tanto para los pequeños, como para los más mayores. Con este tipo de actividades tan específicas ponemos en práctica una serie de habilidades que pueden resultarnos muy útiles para la vida diaria, y en el caso de los más pequeños, ayuda en gran medida a su desarrollo físico, cognitivo y emocional.

manualidades

Este tipo de actividades tiene un amplio rango de beneficios para aquellos que las llevan a cabo con cierta frecuencia:

  1. Facilitan la aparición de ciertas aptitudes y destrezas.
  2. Fomentan la creatividad y la imaginación.
  3. Favorecen la relajación y la capacidad de concentración.
  4. Ayudan a potenciar la psicomotricidad fina.  Cuando hablamos del desarrollo de las habilidades motoras, podemos decir que existen dos tipos; por un lado, la psicomotricidad gruesa, que implica una gran cantidad de actividades musculares, como mover los brazos o andar. O la psicomotricidad fina, destinada a la realización de movimientos delicados, como la destreza con los dedos.
  5. Todo esto, que además de ser ya muy beneficioso para el desarrollo de las habilidades del niño, puede resultar aún más beneficioso en casos de niños con discapacidad, niños hiperactividad y/o déficit de atención (ya que son actividades que requieren cierto estado de relajación y concentración en la tarea), e incluso, puede ser útil para ayudar a mejorar la escritura, en los casos de mala grafía. 

Como todo, las modas son pasajeras, pero siempre es bueno tener en cuenta cuando esa moda puede resultar productiva, además de divertida, como es caso de las gomas de colores o bandas elásticas. Niños y niñas de todas las edades, pasan ahora tiempo diseñando pulseras, combinando colores, en definitiva, desarrollando su capacidad creativa. Actividad que, los adultos pueden tratar de utilizar como alternativa a que sus hijos pasen demasiado tiempo sentados delante de la televisión o de la videoconsola. 

pulsera-goma

Gomas-pulseras-silicona-Elastiplay

También hay que tener en cuenta que se trata de un producto relativamente barato, por lo que se corre el riesgo de comprar indiscriminadamente, aunque no se necesite. Y más tarde o más temprano el niño o niña, acabará por aburrirse.  Por eso,  una buena opción, además de dosificar el tiempo que el niño pasa haciendo pulseras (u otra manualidad) y complementarlo con otras actividades dentro y fuera de casa, también puede ser que el propio niño el que administre su dinero para comprar las gomitas de colores, de manera que no sea el adulto el que responda a sus demandas cada vez que el niño lo requiera.

En el caso de los adultos, también podrían ser aplicados la mayoría de los beneficios de realizar actividades manuales, aplicables en los niños. Las habilidades motoras finas no son algo estático que se adquiere en la infancia y ya no pueden ser cambiadas. Sino que se trata de algo en constante evolución, siempre y cuando se trabajen y practiquen actividades que las potencien. Además puede resultar de mucha utilidad en personas que sufren de ansiedad, estrés o depresión, porque como ya hemos dicho, favorecen la relajación y la concentración, algo muy deteriorado en personas que sufren este tipo de alteraciones psicológicas. Y sobretodo en casos de depresión, puede ser una buena alternativa a la inactividad.

Ainoha Orenes Rodríguez
CV- 11.906
www.eldesvandelapsicologia.com

3 comentarios en “Gomitas de colores: una moda que tiene sus ventajas

Deja un comentario