La importancia de motivar: “con tu apoyo, me resultará más fácil”

Con la maestra

Dentro de nuestra mochila de viaje, llevamos innumerables herramientas que nos ayudan día a día a seguir el camino. Una mochila que se va llenando y vaciando su vez con el paso de los años.

Es muy  sencillo. Cuando algo ya no nos sirve o se vuelve tan pensado que nos dificulta el seguir caminando, con más o menos dificultad, nos deshacemos de ello. Sin embargo, también vamos introduciendo aquellas vivencias y aprendizajes que nos hacen la vida más llevadera, que aligeran el peso de nuestra mochila de experiencias y nos ayudan a caminar con determinación.

Pero, de todas aquellas cosas que determinan el ritmo de nuestro caminar, sólo pretendo centrarme en una de ellas, la motivación. Bien es sabido que para emprender nuestro día a día, necesitamos algo que nos empuje a funcionar. Por muy rutinaria que sea la tarea a realizar, siempre llevará implícita un ápice de motivación.

La motivación es un concepto muy amplio, podemos hablar de dos tipos fundamentales, la extrínseca y la intrínseca. Puesto que en otras ocasiones ya he hecho referencia a la segunda de ellas, esta vez, quiero centrarme en la primera. Entendemos por motivación extrínseca, todos aquellos aspectos de mi entorno que me impulsan a actuar en una dirección u otra.

Si retomamos la metáfora del camino, el caminante y su mochila. En este caso, la motivación de la que hablamos, estaría haciendo referencia al camino.

Pensemos en lo importante que resultaría esta motivación en nuestros primeros años de vida. ¿Qué pasaría si unos padres no motivaran a su hijo a seguir intentando aprender a caminar tras la caída? ¿si no le animaran a volver a ponerse en pie?  ¿si manifestasen enfado tras la caída del pequeño? ¿creéis que conseguiría aprender a caminar? Lo haría sí, quizás gracias a su motivación intrínseca por descubrir mundo.  Pero, también es muy probable, que lo hiciese en más tiempo de lo esperado o que, incluso, le cogiera miedo a la posibilidad de “volver a caer”.

¿Y si hablamos de los logros escolares? Los expertos hablan de fracaso escolar cuando un niño no cumple los objetivos establecidos, teniendo en cuenta el punto en el que se encuentra dentro de su trayectoria escolar. ¿Se están teniendo en cuenta acaso otros factores: fase de desarrollo psicosocial del niño, aspectos motivacionales, posibles dificultades, ambiente familiar, etc?Todos ellos son factores que pueden influir en los logros escolares de un niño. La respuesta es, por desgracia, no siempre. Y centrándonos en los aspectos motivacionales, ¿se tienen en cuenta en estos casos la motivación hacia el aprendizaje que transmite el profesor o profesora de ese niño?

Tras mi experiencia tratando con niños, son numerosas las ocasiones que los propios nenes me comentan su miedo a levantar la mano en clase cuando pregunta el profesor. Tienen miedo a equivocarse, a que los demás se rían, e incluso, a la “reprimenda” del profesor por no haber respondido correctamente. En el colegio no sólo se enseña. También se educa. A pesar de que muchos opinen lo contrario.

Sí, se educa en muchos aspectos. Pues a veces, no nos damos cuenta de que, a lo largo de la semana, con quienes más horas pasan nuestros hijos, es con sus profesores.

Muchos profesores son plenamente conscientes de ello y saben que suponen modelo para sus alumnos. Los animan a investigar, a tener curiosidad, a ser autosuficientes, a participar en clase, a cometer errores sin castigarles por ellos, porque equivocarse también es una forma de aprender. Cada vez se apuesta más por una educación en valores dentro del ámbito escolar, una educación centrada no sólo en crear ingenieros, arquitectos o médicos, sino también en crear personas.

Vemos aquí la importancia de motivar, impulsar a la persona a ir consiguiendo cada vez más y más logros, sobretodo, cuando el conseguirlos o no, se ve influenciado por los demás.

Esto no sólo pasa en el ámbito escolar, si hacemos el paralelismo en el ámbito laboral o profesional, estoy segura de que podemos encontrar mil y una coincidencias, ¿no creéis?

Tan importante es el contenido de nuestra mochila, como la forma de trasmitir nuestra experiencia a los demás. 

¿O acaso no es más fácil el camino por el bosque si alguien ya lo ha hecho antes?

Ainoha Orenes Rodríguez, Psicóloga
CV – 11.906
www.eldesvandelapsicologia.com

4 comentarios sobre “La importancia de motivar: “con tu apoyo, me resultará más fácil”

  1. Soy psicóloga y educadora infantil y no puedo estar más de acuerdo contigo! Es de vital importancia formar a maestros y docentes desde estos valores. Por desgracia, en muchos casos se olvidan de ello… Gracias por el post! 🙂

Deja un comentario