Retos Personales en El Desván: “El Reto personal de Paco” – Parte 3

“Retos Personales en El Desván de la Psicología”, es un lugar desde el cual podéis crear y compartir vuestros propios “Retos Personales” (aprobar unas oposiciones, superar un problema, ponerse en forma, etc). Esperando que los demás también podamos aprender y sacar algo positivo de ello. Por supuesto, puede compartirse de forma totalmente anónima si así lo preferís.


Paco sigue con su Reto Personal y nos lo cuenta en esta tercera entrega, ¡ánimo Paco!

¡Hola!

Hoy quiero dejar claro mi forma de pensar a la hora de entrenar, de manera que he creado algo a lo que le voy a poner el increíble, alucinante y original nombre de MIS mandamientos del Gym. Y quiero hacer énfasis en que son “MIS” elementos que me funcionan, no necesariamente han de tomarse al pie de la letra, ni son recomendaciones de un super-mega experto. No soy preparador físico ni nada parecido, pero a continuación indico un puñado de aspectos que tengo claro que a mí me funcionan:

Entrena con cabeza. Todos llegamos el primer día al gimnasio y vemos usuarios haciendo unos ejercicios increíbles, moviendo un montón de discos y pesas. Y piensas que en cuanto te cambies, lo vas a hacer igual, o mejor, o con más peso, o… Así vamos mal, ¿eh? En los primeros días, hay que familiarizarse con el entorno, los aparatos, etc.

Escucha tu cuerpo. No todos los días tenemos la misma energía, o dicho de otro modo, habrá días que estemos más cansados que otros. Así que no te extrañe si llevas una semana usando las mancuernas de 10 kilos y hoy se te hacen más pesadas que de costumbre.

Siempre un poco más. El entrenamiento debe intentar sacarnos de nuestra zona de confort. Cuando veas que un ejercicio te cuesta poco, sube el peso, o el número de repeticiones. Si el entrenamiento no te exige, no vas a progresar.

Cambia para no aburrirte. Habla con los monitores para no hacer siempre los mismos ejercicios, de la misma manera. Puedes hacer bíceps en máquina, con barra o con las mancuernas. En el fondo el ejercicio es el mismo, pero la manera es diferente, con lo que la sensación de rutina es menor

Entrena con música. Personalmente lo uso sobre todo, cuando toca cardio, y me tengo que pasar un buen rato encima de una cinta. Y no te fíes del hilo musical de tu gimnasio, que a veces ponen canciones poco motivantes. Es mejor llevarte tus auriculares y entrenar con tus canciones favoritas. Eso sí, evita canciones lentas. Mejor canciones con más ritmo, más cañeras:  Heavy, Rock, … a tu gusto.

Esto es todo. Espero que estas pinceladas os ayuden a sacarle un poco más de rendimiento al entrenamiento.

¡Un Saludo!

imagen_imagen_bucar035_big_ce

Deja un comentario